Martinicaca

Vinimos buscando un barco, sin saber cuánto tiempo pasaríamos aquí y sin conocer a nadie.
Mañana se cumplen dos meses .
Esta isla sólo tiene 65 km de largo y 27 de ancho . Pero resulta imposible estar aquí sin coche, no hay transporte público y las carreteras se abarrotan de gente haciendo auto stop . Por eso decidimos quedarnos a vivir en el mismo puerto, en Le Marin.

Porque a veces hay que colocarse en primera fila para que no se te escape el sueño.

Los primeros quince días estuvimos durmiendo en un hostal sobre la desembocadura de un río, en una habitación tan pequeña que Nahla tenía que sentarse a jugar encima de la maleta porque no había más espacio en el suelo.
No teníamos cocina y nos habíamos hecho medio vegetarianos, a si que a veces rellenábamos una baguette enorme de tomate, atún y pepino y nos la comíamos encima de la cama. Otras bajábamos a comer una pizza al lado de la carretera , estaba tan mala que acababa comiéndosela el gato .

De noche las ventanas en el Caribe no se pueden dejar abiertas, porque entran mosquitos, y yo al llegar tenía un serio problema con ellos, o con ellas, porque luego averigüe que las que pican siempre son las hembras . A si que es imprescindible un ventilador o aire acondicionado. En ésta casa teníamos una mezcla de los dos, aire caliente que salía sin fuerza de un enorme cajón y que se apagaba cada , lo que a mi me parecían, veinte minutos. Por no asfixiarnos de noche , me despertaba cada vez para volver a darle al botón de encendido.

Habíamos llegado a Martinicaca el primer día de Carnaval, es algo que siempre nos pasa, elegimos al azar días para aterrizar que siempre son fiesta.

Una noche en St Anne, el pueblo de al lado, sentadas en un bordillo con una cerveza y una bolsa de papel llena de buñuelos de gambas , viendo el desfile pasar , cumplí el deseo de Nahla, y sin avisar a Alvaro, que esperaba su cerveza, salimos bailando detrás, y bailamos, y bailamos ..y entre tambores Nahla levantaba los brazos al cielo e intentaba imitar el movimiento de los culos,.. y dimos la vuelta entera al pueblo bailando, con toda esa gente alrededor, sudando , olvidad@s de todo, bajo la lluvia.

Pasó el Carnaval y pasaban los días esperando. Y una tarde que mi amor se fue a pasear, se encontró un cartel con una foto del barco de sus sueños a la venta, y empezamos a tachar los días en un calendario de cartón.

Así hemos ido dejando pasar la vida en esta parte del Caribe francés, que no nos gusta, porque está lleno de gente triste , que no se sabe reir. Con la de tonterias que decimos nosotr@s. Dice Alvaro que ya sólo por ser negr@s deberían estar content@s, con lo que mola ser negr@. Pero no lo están, yo creo que no se les puede olvidar , aunque quieran, que sus abuelos fueron traidos aquí como exclavos, y que hablan una lengua que les metieron a la fuerza. Y que están en Francia pero son de Africa.
Además todo es caro en esta isla, un estuche en circulo de agujas cuesta seis euros y tres pimientos ,cuatro. Se pasan el día trabajando, encerrados. Hay en Le Marin un colegio enorme en una montaña que hace sonar cada hora una campana estridente que se oye en todo el pueblo. Supongo que les avisa del cambio de materia, pero a mi me parece una cárcel que l@s entrena para adaptarse a una existencia gris y a olvidar sus deseos .
Una tarde se encontraron Alvaro y Nahla una guarderia con un jardín enrejado donde jugaban una docena de niñ@s de menos de cuatro años. Nahla se acercó a la valla y un@s cuant@s , desde dentro , corrieron a hacer lo mismo. Entonces , dos mujeres grandes que no podían estar más serias, les gritaron en francés ” No os acerquéis a la valla! No la toquéis!”
Como animales en el zoo. Esa es la sensación que me da la gente aquí, humanos en cautividad .

Y por eso nos queremos ir . Porque queremos vivir donde la gente tenga infinita alegría de vivir . Y aquí, desde luego, no la tienen.

Pero como sabemos que no hay oscuridad que aguante la luz,salimos confiados a buscarla, y así conocimos a tod@s l@s que viven fuera de la Tierra, los extraterrestres.

Los vimos de lejos frente a sus barcos, estaban sentad@s en un bordillo, con niñ@s pequeños y grandes, que jugaban en un parque sin columpios. Y nos sentamos a su lado los tres.

Volvimos al día siguiente, y al siguiente, y al siguiente.. Y nos contaron sus historas, historias de viajes,de una mujer cansada de navegar que un día en Venezuela se enamoró de un capitán, que crió en Martinica una hija que habla francés y chapurrea español, de enfermedades en Tierra que ralentizan viajes por años, de un prostíbulo en Nuevo Mexico y de un hombre arruinado después, de barcos comprados en América que atravesaron océanos , del canal de Panamá, de un farmacéutico viviendo en un barco, enamorado de una mujer de mar , de un hombre con un niño y de su historia triste..

Y una tarde , ya de noche , vimos brillar a dos personas con un bebé en los brazos,y nos acercamos a ell@s, y les escuchamos hablar en español. Ella había pedido a las estrellas una mejor amiga para este tiempo en Tierra , y yo había pedido una hermana que diera la teta y supiera amar.

Traían con ell@s a Sol y a Luna, dos niñas hechas de algodón y chocolate, Nahla hizo sus primeras amigas para siempre. Y con ellas de la mano , se fue a explorar el mundo , a veinte metros de mamá.

Han pasado dos meses. Hemos aprendido muchas cosas. Como que podemos dormir los tres en una cama de menos de dos metros, que los mosquitos son buenos y que si te enfadas con ell@s es mucho peor , que una tarántula de medio metro al lado de la cama tiene más miedo que tú ,que no tomar café por las mañanas me quita el mal humor, que para vestirnos sólo necesitamos dos camisetas ,dos pantalones y un vestido bonito, ..
y que hay mucha gente que cumple sus sueños,.. que es posible, que no hace falta dinero, porque el dinero llega y se encuentra, y además hay poco que comprar, que lo único que hace falta es escuchar al corazón, y, como dice alguien a quien quiero , el que elige el camino del corazón , no se equivoca.

Cuando tu familia está lejos te das cuenta de que la única familia que tienes es la humanidad entera, y ya nunca más puedes volver a sentirte sol@.

Mañana nos vamos. Cuando en Epaña estéis pensando qué cenar , en el Caribe francés dos adultos y una niña estarán metiendo tres maletas y tres gafas de bucear en un catamarán, y desde mañana, flotarán.

20120415-230828.jpg

7 comentarios en “Martinicaca

  1. Elena hermosa,gracias por tu amor, por tu arte, por tu franqueza. me voy a dormir ahora, regocijada en tu escrito. desde el fondo de mi corazón les deseo buen viaje, buena vida y buena vibra… uds son corazones alados hermana que, juntos, vinieron a mostrar-se asi tal cual son, a enseñarnos a amar, a acompañar, a emocionarse, a doler y a perdonar ysobretodo a alegrarse y agradecer la vida que sucede a cada instante en cada uno de nosotros… nueva, desconocida, maravillosa y unica.
    te quiero hermana, aqui estaremos esperandolos en tierra, Laski juntos a nosotros, en la sierra.
    Si escuchamos al corazon…el Universo conspira siempre a favor!!!!!!

  2. El sueño de mi vida… ser negra. Esta mañana en el desayuno conversábamos con JC sobre la libertad … yo defiendo que las personas son libres pero sus actos no, y lo digo por cosas como esta… yo quería ser negra desde que a los 6 años me sentaron junto a una niña de Ginea en el colegio donde no me enseñaron a leer… y la miraba y me alucinaba lo bonita que era… “Dice Alvaro que ya sólo por ser negr@s deberían estar content@s, con lo que mola ser negr@.” sí, son la gente más hermosa y pueden vivir al sol. Yo a veces, cuando cuento cuentos de África me transfiguro hasta tal punto que un día, contando cuentos en un instituto una jovencita me interrumpió “profesora (siempre te llaman profesora) pero usted no es negra”… y por unos segundos me quedé muda de asombro…y luego todos nos reímos a carcajadas… “¡es verdad!… pero me gustaría tanto”

    Y a ratos me recuerdas a Simone weil, pero sin el sentido trágico de la vida … “y que hay mucha gente que cumple sus sueños,.. que es posible, que no hace falta dinero, porque el dinero llega y se encuentra, y además hay poco que comprar, que lo único que hace falta es escuchar al corazón, y, como dice alguien a quien quiero , el que elige el camino del corazón , no se equivoca.”

    ¡¡Buen viaje de la vida!!

  3. gracias por compartir este comeinzo de camino! es hermosos leerte, por momentos siento que tengo alas 🙂 buenas olas para ustedes! y cuentanos como sigue la aventura!

  4. Como ya hemos terminado de cenar, supongo que las gafas de bucear y la maleta ya estan a punto de ocupar su lugar en el catamarán, que bpnito escribes, me encantaaaa!!!!!!!! Y como vivo la aventura con vosotros pues estoy tannnnn nerviosaaaaaa que tenho maripositad en el estomago…. Os quiero tantoooo
    FELIZ TRAVESIA ❤

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s