Vivir en el mar. Mi hombre de mar .

Habría que ir a decirle algo a la mujer que nos ha vendido una semana de internet en el barco por veinticinco euros. Pero tiene tantos mosquitos en esa terraza que no se si vale la pena y los tobillos.

Ya no me envenena casi nada su veneno . Me he hecho inmune. O a lo mejor me he convertido un poco en mosquita.

Hay un veinte por ciento de posibilidades de que entre en unos días un huracán por estos mares. Hace mucho que no pasan por aquí. Pero hay que protegerse. ¿ Dónde nos escondemos con cuarenta y ocho pies de barco ?

Cómo cambia el mar todos los días. Hoy había unos bichitos que flotaban y se apartaban de nosotras mientras nos bañábamos. Y unas conchas pequeñas en la orilla que hacían el pino y se escondían bajo tierra. Las sacábamos y las metíamos en un cubo. Un montón. Luego las hemos soltado . Como treinta piedras diminutas bailando.

Ya se hacer el as de guía . Que es el nudo más común y más rapido y más marinero.
Lo utilizo como una profesional cuando voy con el dingui yo sola. Hago todo perfecto , el primero hacia abajo ,bordea la víborita , hacia arriba y tirar . Siempre me imagino que me está mirando alguien y piensa , “ qué mujer de mar , que nudo marinero se ha marcado”

No se si me acostumbraría a vivir en una casa. Si no se mueve!

Hoy he usado el cubo de pescar para lavar la ropa. Y solo lo he enjuagado ligeramente. Cuánto he evolucionado.

Dice Alvaro que ha aprendido más en estos tres meses que en toda su vida.

Me hace gracia . Pero estoy segura de que es verdad . Se enfrenta él solo a travesías a veces de ocho horas o diez horas. Sin perder el rumbo. Sale de noche , como a las tres , para que nos pille dormidas y se nos haga mas corto. Que bueno es . Y cómo ha aprendido a arreglar cosas. Le admiro un montón . Aunque se lo digo poco .

Me sigue preparando el desayuno . Aunque estemos enfadados . Es algo que siempre hace por mi . Cuando tomaba café sólo una vez me lo dió sin remover.

Le quiero mucho . Si un día le tengo que recordar será echando el curricán y mirando al mar.

Mi hombre de mar.

Mi vida en el mar.

20120714-010715.jpg

2 comentarios en “Vivir en el mar. Mi hombre de mar .

  1. Será un bonito recuerdo… pero hasta que llegue ese día (que espero que no), mímalo, abrázalo y enamorate de él cada día. Sé digna compañera de vida… Sé que lo eres. Te abrazo cariño! Me encantan tus relatos. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s