La boca llena de sangre

    Ésta mañana me compré un pintauñas rojo . Busqué el color más parecido al de mi sangre. Lo conozco porque cada veintiocho días la vierto en una copa sagrada, de mi sagrado coño .

    Es necesario para subir la montaña. Para avanzar por el bosque de noche. Las uñas llenas de sangre. Así , cuando aparezca el lobo , tendrá miedo. Y el miedo se irá con el lobo.

    Últimamente pienso en cómo será follar con una mujer cuando la luna.

    Ambas rojas.

    Úteros convertidos en enormes recipientes. Bestias .

    Imagino la sangre resbalando. Mezclada. Los flujos como un gran rio entre las piernas teñidas. Las manos rojas. Imagino chuparla y beberla.

    Veo la sangre tatuada en los cuerpos. Indiferenciada. Reseca. Imagino uñas arrancándola de a poco. En un cuerpo y en otro cuerpo. Jugando.

    Cambiar de piel así . Como las serpientes.

    Lamerse. Lamerte . Tener la boca llena de sangre.

    Tumbarme en el bosque contigo. De la mano. En la tierra mojada.

    Palpitante.

    Follarte así.

    Muriendo.

    Y volviendo a la vida.

20120831-144003.jpg

4 comentarios en “La boca llena de sangre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s