pequeños dolores

Volví otra vez a la isla a la que me traías de la mano y me ganabas a los bolos
La vez que te gané lo celebré riéndome de ti
Pero me daba igual
Yo solo quería abrazarte y ponerme tu sudadera verde
Ahora no veo el mar
Cuando venía contigo dormíamos en la playa
Una vez nos despertamos enterrados en la arena , me habías sacado a dormir al jardín de cactus huyendo de las cucarachas.
Qué felices éramos cuando no sabíamos quiénes éramos
Ni yo quién eras tú , ni tú quien era yo
Anda! Igual que ahora!
Creía que no podría vivir sin ti
Creía que no sabría freír un huevo
Y ahora hago mía una casa en un volcán en dos días
Y cargo dos palets y una niña y subo con ellos trece escalones
Todo por prepararte una cama donde puedas acostarte cuando decidas dormir sin mi
Porque ya fue
Ya se fue
Y ahora me invento sin decirte nada
Sin contártelo
Un cielo y un mar y cientos de volcanes
Donde colocar éste amor sin que duela
Le invento otra forma y te muestro mientras quién soy
Yo soy Elena
La nueva
Olvídate de la vieja, tonto, no ves que ya no se mueve
Ni se convierte en río por ti
No me reconoces , lo se
Yo a ti tampoco
Y con todo y contigo y en mi
Te cielo
Es decir, bendigo el momento infinito en que decidimos traer a la cachorrita al mundo
Regalándonos este vinculo de amor
Por los siglos de los siglos
Ahora ama a quien te plazca
Qué placer el placer eh?
El placer de complacer
Nada comparado con el autoplacer
Que es el que yo he descubierto y hecho mio
Ya no espero a nadie
Ni quiero a much@s
Quiero a tod@s
Y quiero más al que lleve el espejo más grande donde pueda ver mi propio corazón.

20121223-214527.jpg

10 comentarios en “pequeños dolores

  1. Qué será lo que hay que aprender de la vida y qué haremos con semejante sabiduría si luego no hay nadie cerca para compartir con él, con ella, nuestros descubrimientos.

    ¿Por qué despertamos del sueño que nos produjo amarnos con aquella intensidad desconocida e insoportable?

      • Duermo pensando en dormir, no en despertar.
        Despertar es una sorpresa.
        Duermo idealmente exhausto al final de la mejor jornada jamás vivida.
        Hago el amor contigo y me anego, perezco de amor en ti. Casi se me hace raro despertar.
        Morí de tanta vida…

    • sí, qué potente, porque es inventado además e inutiliza el te quiero. lo cual le hace subversivo y poderoso.” te cielo. asi mis las se extienden enormes para amarte sin medida. “

  2. Yo cruzaría todo el mar para un abrazo, si hay que cruzar todo un mar para los besos, hay que cruzar todo un mar hasta tus labios para que me pulses con tu lengua de aire lejos, hay que cruzar medio mundo hasta tus manos hay que saltar todo el charco hasta tus sueños y navegar las marismas hasta tus ojos para que tenue me toques con tus dedos, quiero colgar mil noches de tu pelo y ser el agua que corre entre tus manos, quiero abrazar tu piel con sus aromas para que ciñas mi piel con tu silencio, amanecer contigo una mañana, desenredar las hebras de tu sueño, bailar alegre tu fiesta de celajes para mirar tus ojos cuando duermes, sentir despacio el murmullo de tu sangre, que ha de ser breve como el latido de las flores
    quiero sentir en piel como tú “encielas”, con tu marca elástica de peces, quiero temblar como una enredadera, al pronunciar las sílabas de tu nombre y en mi cabeza sostenida por tu mano
    sustentar mi amor solo en tu beso…

    • he leido varias veces tu poema
      me he sumergido en el
      lo he vuellto a leer despues
      embebida de tus frases
      me deja la boca con olor a jazmin
      en una noche de abrazos y manos que nos calientan
      es tan bello leerte
      es tan bello leerte

      • Y es tan bello leerte a ti
        que se sueña uno encielado…
        Si tus alas se extendieran, enormes para amar,
        bienvenida serás a la página en blanco donde habito.
        Ven entonces, para decirte que eres el día
        y que tienes dos estrellas en los ojos,
        ven con todo tus huesos y con todo tu cuerpo
        para decir tu pecho izquierdo es la mañana,
        para decirte que tu pecho derecho es el ocaso,
        ven para escribir en piel lo que me ocurre,
        ven y átame las manos y las alas
        ven y átame con sal y con palabras,
        ven con tu diminuto punto de fuego,
        ven con el trigo de tu beso,
        ven con el tibio pan de tus abrazos,
        ven para mostrarte el eclipse de luna de Li Po,
        ven, que cada noche yo abriría un cauce
        para que el río de tu amor cierre mis ojos.
        Ven con tu espuma y con tu niebla,
        ven con tu volcán y tus palabras
        ordena rápido a los astros
        con tu travesura cósmica,
        para que venir sea propicio,
        -se que tú sabes hablarle a las estrellas-.
        Ven para decirte niña, o malen,
        o pájara o madrugada,
        ven para decirte ja tebia liublu,
        para decirte amor en otras lenguas,
        ven trae tu té, tu vino, tu pócima,
        ven y trae todos tus aromas,
        para oler la habitación cuando te vistes,
        ven para olerte y decir, esto es polvo,
        esto es espuma, eso es garúa,
        ven para olerte y decir si naciste en primavera.
        Ven con tus ojos de viento,
        ven con tu infinito de alas y ventanas
        para bordear el mundo que inventamos,
        ven con tus labios y pronuncia la sentencia luminosa,
        el conjuro,
        ven con tu cielo demorado
        que quiero dormir contigo como un niño….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s