ver sin luz

Caminaba al lado de la mujer de plata más bella de la isla camino al volcán.

– Haremos un ramito de flores.

Y corría la leoncita en zig-zag sobre la tierra volcánica para no dejarse nada.

Pensé que no encontraríamos en ese desierto de lava flor ninguna.
Mujer tramposa , que se adelanta a lo que ve.

– Ésta , mira cómo huele, acaricia sus hojas y respira después tu mano.

Empezaron a arrancar ramitas.

– No todas. A ella le gusta vestir de colores.

Tres verdes, cuatro amarillas, una margarita que dejó volar siete pétalos blancos por el aire.

Les pedían permiso a las flores. Y les daban las gracias.

– Ésta no vale. Está rota.

Sujetaba la cachorrita la flor perfecta mirando a la mujer de cielo.

– Es bonita así también. Mírala, pequeña, mírala bien.

Abrazó las flores con su manita , apretándolas fuerte en su carrera.

Se hizo de noche sobre los volcanes. El Gran Misterio encendió la primera estrella.

– No hay montaña sin volcán en ésta isla. El suelo que pisas es la tierra que abrió el fuego.

Una palmera infinita tocó la luna.

Dos gatos se acercaron.

Brotó leche de mi cuerpo para calentar a mi cría.

Tres mujeres entre volcanes podían ver sin luz.

20130216-134334.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s