no me importa el tamaño de la polla.

no me importa el tamaño de la polla.
me importa el tamaño de las alas.
que me dejen volar. que vuelen.
que sonrían al verme. que me vean.
que se alegren de mis piernas abiertas para otro.
de mis alas extendidas.
que me quieran sólo cuando quieran.
sólo cuando les quiera.
quiero a los que escuchen mis cuentos.
los que hablan de otros.
que me dejen amar sin medida.
ni distancia.
que me sepan infinita.
y que desde el infinito, se amen.
quiero sólo a los que se quieran por encima de todas las cosas.
que vuelen.
que esparzan semillas.
que me follen sin condón.
que se corran en mi boca.
que se queden pero se vayan.
que adquieran la costumbre de cocinar y matar elefantes.
que sean padres.
que tomen teta.
quiero conocer sus historias de otras.
que se corran con ellas.
que estén siempre disponibles.
para amar.
para amarme.
que “si tiene que haber hombres (a mi vera)
que al menos
vuelen”.

20130222-183029.jpg

32 comentarios en “no me importa el tamaño de la polla.

  1. Adaptándole me viene a la cabeza Oliverio Girondo, “Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! —y en esto soy irreductible— no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar ¡pierden el tiempo l”os” que pretendan seducirme! “

  2. la lascivia se transgrede con el aire de tus alas, se aromatiza mi conciencia con tus aires de locura, me queda claro que dentro de tus letras hay alquimia erótica, aunque al mismo tiempo me agrada saber que al final todos necesitamos lo mismo pero no de igual manera, gracias por tus textos, me inspira saber que existen seres como tú…

  3. mi agua sagrada,mi cuca fluida es tan sagrada ,consciente y pura vida…..me parece que este poema vanaliza y bulgariza ,la perversion es innata en el ser humano y sana,pero cuando se hace publica contiene una rebeldia y conflictos sexuales no resueltos….

    • hola gem, primero decirte que el sexo no es nada perverso. ni creo q se vulgarice al hablar de él.
      que cosa más loca , no poder hablar de lo que más placer nos da y nos da la vida, no?

      un abrazo! y a resolver los problemas sexuales tocándonos y dejándonos tocar. 🙂

      • Ahora entiendo lo de “viajamor”, divertido. Elena, estoy de acuerdo contigo. Es delicioso compartirse, sin condón, con placer, con gusto, la sexualidad es la mayor expresión del amor, de la vida, del darse. No existe la vulgaridad en un disfrute de esa naturaleza. Naci sexuada, chorreada, húmeda, jugosa, lista para ser disfrutada. Elena, en este mundo machista y patriarcal este planteamiento es complicado, sin embargo es hermoso. Saludos

    • El sexo, follar, hacer el amor entre personas conscientes, no sólo no es perverso, sino que es una de las cosas más maravillosas que pueden hacer una persona, cuanto más y mejor, mejor. Y qué se haga público es necesario para esta humanidad deshumanizada, en que los niños muertos de hambre al año y el número de conflictos armados, se cuentan por millones y cientos, y parece que ni siquiera nos importa.
      Hay que dar amor, en todas sus formas posibles, tanto como podamos, follando también, y hacerlo público y visible, predicar con el ejemplo, qué hay muchas maneras de solucionar las cosas: amando, abrazando, follando, besando, cuidando, admirando, mimando y disfrutando de la vida, el amor y la liberdad de los demás; y todas pasan por el concepto amor. Estoy de acuerdo en que es una idea rebelde en este mundo patriarcal, falso y violento; pero precisamente lo que deja los conflictos sin resolver, sexuales o no, es no compartirlos para buscar soluciones. En cualquier caso, no creo que Elena tenga problema alguno…

      Un abrazo, un beso, y un suave mordisco, si lo quieres.

  4. Bellisimo! un tanto utópico, en cuanto la licencia poética lo permite.
    Aunque en lo personal me gusta el amor con compromiso, este poema me parece un canto de amor (hombre-mujer) universal. Bellismo!!

  5. M’encanta. Ojalá todas las mujeres, y hombre, claro, tuvieran este poema como “acuerdo de mínimos”, como un escabel del que no se baja. Pero aún así, es un poquito “vainilla”, se puede llegar más arriba y ser aún más transgresor, no por dar la nota, ni por destacar, ni por ser diferentes, sino porque el sexo es lo único animal que nos queda. Para comer y cagar nos hemos hecho dóciles y educaditos con el fin de no desagradar a los demás con nuestros gestos y sonidos. Pero a follar se va sin porfavores y sin gracias, sin conceptos, sin miedos y sin complejos.
    Saludos de un bonobo macho.

  6. Qué te gusta a ti escandalizar.

    Lo paradójico del asunto es que hablando en estos términos llamarás la atención de un montón de robots indexadores que ni polla tienen, tampoco coño, pero aquí se asomarán por si además de los términos haya foticos y otras explicitudes…

    Nadie se acerca, a los humanos me refiero, por el aspecto ni el tamaño de sus genitales, que eso casi siempre es sorpresa. Y qué injusto, por una vez para los tíos, que preocupe y se hable tanto y sea tan fácil de categorizar los genitales masculinos por su tamaño y no así el de las mujeres, que en principio parecen tan iguales.

    De una polla se dice, qué grande, qué pequeña, qué finita o qué torcida… ¿de un coño?, mmmm, no está tan claro; qué se podrá decir de un coño más allá de su olor, mon dieu, al que hacías referencia tú el otro día, el pelo púbico que lo rodea; ¿cuántos tipos de chochos hay? (porque cual será el término homologable a polla?)

    Cuántas preguntas. Estoy de acuerdo contigo si a lo que das mas importancia es a quien halla detrás de sus genitales, solo que un buen escaparate siempre anima a entrar si a uno o una (mas a uno por esta vez, que andamos mas necesitados de permiso) le dejan.

    • polla y coño están dentro del mismo tipo de lenguaje. para mi. siempre para mi. de hecho reivindico la utilización de ambas para denominar lo que palpita entre las piernas.

      sabes , juan carlos, que no llamo la atención de ese tipo de personas? nadie me deja comentarios que no sean bellos , ligeros. llegan y se quedan si les gusta . no creo que aparezcan muchxs buscando otra cosa. o quizá lo que encuentran les convence más, no se . pongo estos títulos y lo que pasa es que me lee quien quiere leerme.

      otra cosa, tantos tipos de coños como de pollas hay , claro. pero aqui hablo al final de otra cosa. que ni la forma ni el tamaño de los genitales importa. tú sabes. tú sabes. un abrazo ..

  7. Sé de lo que hablas, pero comento yo, si te parece bien, lo que me llama la atención dentro de lo que comentas; aprovecho que el Pisuerga pasa por Valladolid…para señalar que no puedes decir polla y pretender que no se hable de ella.

    Lo importante es entenderse, pero a mí me sigue sonando vulgar lo de polla y coño, no tiene importancia. El tamaño nos hace mas daño a nosotros y no precisamente cuando la metemos. Esto es muy gracioso; tenerla grande os hace daño a vosotras tenerla pequeña les hace daño a ellos… jajaja.

    Insisto en el hecho de que creo que solo te enteras de las características genitales de alguien cuando ya es tarde; el primer y quizá el único “polvo” (?) —es tan vulgar como los otros términos— no te lo quita nadie. Soy de la opinión de que cuando calientas o te calientas con alguien debes llegar al final, pero reconozco no haber sido fiel a este principio un par de veces o tres, todavía me acuerdo y hasta me arrepiento.

    Nuestro cuerpo es tan solo una parte de nosotros, curiosamente la más visible y la mas tangible, pero ¿quién se conformaría con tocar el cuerpo pudiendo tocar el alma…?

  8. Hermoso tu poema me gusta porque es rudo, es sincero es de verdad sus palabras son precisas… pero sabes algo?? A mi si que me importa el tamaño…jajjaajajjaaj…

  9. Hola Viajamor!!! tus escritos me llegan bien adentro, este es genial, sincero, desnudo… gracias por tu apoyo en wordpress, y sigue dandole, que es muy interesante todo lo que dices. por cierto acabo de actualizar el mio, si te quieres volver a pasear, encontraras muchas cosas nuevas, un beso! a mi tampoco me importa el tamaño de las tetas jejej

  10. me encuentro esta noche con éste blog, tus palabras, tu energía… Deseo aprenderte. Quiero ver con tus ojos un rato cada día. Mis alas pugnan por expandirse, han permanecido contenidas mucho tiempo. Parí a mi niño hace 17 meses, desde entones ya no me cuadran los modos ni las recetas d antes. Vivo mi búsqueda, más aún no aprendo a volar. Soy tu amiga desde YA! O desde antes, no importa. Siento q te quise siempre. Quiero aprenderme. Quiero aprender a amarme sin condiciones. Te abrazo. Mariángeles

  11. El azar me trae a escribir, porque me toca hacerlo. Veo un firmamento de estrellas, de luces que se ocupan de brillar más, formando una galaxia por la que pululan almas luminosas que vienen y van. En el centro brilla un astro que transgrede con sus letras, que desnuda sus sentimientos y los viste de palabras, palabras que pretenden evocar, palabras que buscan desesperadamente una conciencia que las sienta como tales, como expresiones de un alma que brilla con luz propia. Pero en este momento yo soy un agujero negro, un astro dolido y enfermo de odio que no puede brillar, y un universo como este solo puede evocarme un dolor más agudo.
    ¿Volar dices? ¡Ja! ¿Qué sabes tú de volar más allá de lo que anhelas? nada. ¿Qué sabes del firmamento si ante la tormenta te escondes en tu nido de paz? nada. ¿Qué conoces del viento si huyes cuando sopla el vendaval? nada. Ningún mar en calma hizo buenos marineros, pero muchos se jactan de superar grandes olas estando casi en la orilla.
    No te conozco, eso es cierto, pero conozco tus palabras y esa tiña de dolor que las impregna sutilmente. Yo no espero nada de los demás, tan solo de mí mismo y ni siquiera eso ahora. ¿Por qué en lugar de continuar una batalla sin fin para librarnos de aquello que nos oprime no usamos nuestro potencial para entenderlo y avanzar si confrontarnos con ello? ¿Por qué ese ansia por combatir? ¿De dónde esa infantil congoja por las palabras soeces, por decir polla y coño?
    Mi alma es mucho más sabia que mi cuerpo, y bastante más que las palabras que me permito en mi día a día, pero mis ojos están cansados de escrutar y conocer más allá, siempre las mismas historias nuevas, siempre los mismos nuevos combatientes que van a una guerra que para mí es el verdadero enemigo. Conozco muy bien el discurrir de este universo en el que me encuentro ahora mismo, y me llena tanto de desasosiego como la rutina del día a día.
    Me hace igual de feliz que triste el contemplar un astro tan brillante… porque es a la vez un faro de esperanza que nunca alcanzaré y un recordatorio de aquello que nunca podré dejar de ser.
    UN SALUDO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s