Se me murió la bonoba que me contaba las historias

He dejado de escuchar la voz que le hablaba de amor a Viajamor.
Soy sorda y ciega a las palabras que contaban lo de poliamar y lo de la unión en libertad.

Se me murió la bonoba que me contaba las historias.

He perdido la voz antigüa y abro con esfuerzo la boca buscando palabras que expliquen lo que se que solo importa en el aire de otra boca.
Me dejé el disfraz de amante loca.
Olvidé lo de sumar y aprendí a restar.
Cuatro menos tres , Uno.
Elegí amar a Uno.
Se me cansó el corazón de amar tanto y tan poco.
De decir adiós.
Se me cansó la boca de diferentes bocas, el vientre de no ser recipiente.
Llegué agotada de no esperar nada.
De mis puertas abiertas, de mis tres amores.
Me despedí llorando del último, del segundo, al primero le mandé un te quiero y un adiós por el aire.

Me obligué a no sentir culpa.

Y elegí al Amor grande.

Sin saberme preparada, llegó el hombre que nos cuida. Que riega la tierra con mi sangre. Padre de mis criaturas. Cazador de elefantes. Dador. Chamán. Brujo. Sabio. Compañero de vidas.

Me dijo ” Quédate y permanece”
Le dije ” Quédate y permanece”

Me olvidé de las palabras que habitaba.

Se me murió la bonoba que me contaba las historias.

20130505-015235.jpg

14 comentarios en “Se me murió la bonoba que me contaba las historias

  1. bueno, bienvenido sea el cambio! que como todos los cambios, no puede ser malo, sobre todo cuando se trata de amar. Cambian las formas de amar. Gracias una vez más por compartir acá tus historias, me encanta tu forma de relatarlas, leerte me inspira. Beso montevideano!

  2. Me sigues encantando! ¿ quien se resiste a un hombre que riega la tierra con tu sangre? hacer y deshacer, y rehacerse. Que disfrutes amando en grande, con grandes alas.

  3. Esperarlo TODO… Y sorprenderte recibiendo aún MÁS de lo que esperabas. Recogerlo y guardarlo en tu CASA para siempre. Porque SÍ es tuyo, porque estaba hecho solo para TÍ. No más besos y abrazos al aire… Hacerlos corpóreos, re-luz-ientes y eternos. TODO concentrado en un diamante bruto que reluce y brilla, que es tu tesoro y por eso lo cuidas.
    Ahora me comprendes… TE QUIERO!!

  4. Habrá que ver cuánto te impulsa a escribir y compartir y compartirte esta nueva situación tuya, será interesante de comprobar.

    Me atrevo a afirmar desde mi experiencia que hay dos grandes tipos de personas, los que están solos, por más acompañados que estén, y los que se sienten firmemente unidos e identificados con alguien, su cónyuge, su pareja… tú has encontrado con quien enlazar tu vida, ojalá os dure eternamente si eso os hace felices.

    Sin embargo habrá que tener cuidado de elevar tanto la voz para proclamar cosas que no se sostienen después. Habrás dejado huérfanos a muchos.

  5. Se me ocurre que no sólo hay dos. Expresas que hay unos que se sienten solos pese a estar acompañados ( intuyo que te refieres a que tienen pareja) y los del otro grupo son los que conectan plenamente con otro (para tí el otro se llama pareja o cónyuge)
    En mi opinión hay dos grupos más, los que están solos, porque sencillamente lo están (rodeados o no de gente amigos, pareja) y los que no lo están independientemente si tienen pareja o no.
    Por otro lado ya se que es de pareja de lo que se habla aquí, pero creo que antes de conectar de esa forma con una pareja, la protagonista de esta historia ha visitado paisajes y ha vivido y ha elegido, de forma involuntaria, que es de esa forma de donde salen las mejores y más auténticas elecciones, por no poder ni quererlo evitar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s