Google schooling

– Mamá dentro hay huesos.

– Sí cariño.

– Y sale sangre?

– No. La sangre sale de la piel. Q está encima de los huesos.

– Aquí hay un hueso mami, mira, la rodilla.

– Sí. Tú quieres ver cómo somos por dentro? Todos los huesos que tenemos?

– Sí.

Google imágenes.

– OH!! QUÉ INTERESANTEEE

( juro por mi tercera costilla que me ha dicho eso )

– Quieres saber como se llama cada uno?

– Sí.

– Craneo, tibia, peroné , tarso, metatarso…

Super atenta.

– Y cuando nos morimos sólo queda eso – digo yo, metiendome en un jardín.

– Cuando nos morimos queda eso?

– Sí.

– Y los ojos, mamá?

Google : Zoom a las cavidades oculares.

( ya estoy metida, ya sólo veo jardín )

– Los ojos están ahí. En esos huecos.

– Y cuando nos morimos nos quedamos sin ojos?

Ehhh….. Quiero parar. Intuyo que tres años es demasiado pronto para tener esta conversación.

– Y los ojos mami?

– Nos quedamos sin ojos, sí.

De reojo compruebo que ha torcido el gesto y ahora asoma una cara de horror.

– Yo no quiero quedarme sin ojos mami.

Ay ! Que alguien me saque de aquí! Son las diez. Se cae de sueño! Cómo voy a evitar que entre en bucle ahora y cómo le quito de la mente esa imagen del esqueleto sin ojos?

No soy creyente. O sí , creo en el gran misterio. Creo en todo lo invisible. Pero hoy tomo una decisión tajante

Google imágenes : Alma resurrección.

– Mira ! Dentro no solo tenemos huesos! También somos luz! En el fondo también tienes luz. Y la luz no se muere, Nahla. Solo cambia de cuerpo. Cuando nos morimos sale volando y se mete en otro cuerpo.

– En otro cuerpo ,mami?

Ay por favor que pare.

– Y los huesos?

– Los huesos ya no son importantes , mi amor. Ya sólo importa la luz.

No se si le ha convencido. Yo me he quedado tranquila y ella se ha dormido sin hablar más del tema.

Lo que no se es si comprarle ya un esqueleto por piezas o esperar tres o treinta años.

20130920-010854.jpg

4 comentarios en “Google schooling

  1. Hace poco soltó mi hijo de malos modos las mochila del cole en el suelo y me dijo enfadado: “mamá, esto no puede ser. Me tienes que decir dónde vas a estar cuando te mueras. Que me dices siempre que eso no va a pasar en mucho tiempo y qué hago si pasa, sin saber dónde estás”. Le dije que estaría con él. Que la gente cuando se muere va a la cabeza de quien le quiere y el cuerpo da flores en la tierra.
    Como sus amigos creyentes le dicen que los muertos van al cielo, él me avisa de vez en cuando de que no se me ocurra ir al cielo en vez de a su cabeza…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s