que me quedo contigo

No te soporto. Me podría ir, ¿sabes? Pero me has hecho un conjuro maldito y me tienes enredada en esta isla. Y ahora me subes a otro barco y me engañas con escalar montañas que sabes que voy a tener que bajar.
¿Por qué me tratas tan mal? ¿No te dije desde el primer día que jamás dejaría de comer chocolate con leche del malo, que no volvería a vestirme? A mí también me gusta dormir a veces sola, y estirarme bien a gusto y ser la reina de la cama y dormirme a las tantas escribiendo mentiras como catedrales. Disfruto, ¿sabes? Sin ti.
Pero prefiero estar contigo.
Aunque a veces seas tan idiota y yo tan lista. Y luego al revés y así todo el rato hasta que te gano en todo.
Has amenazado con quedarte conmigo y te estoy dejando. Pero tengo un veneno en la palma de la mano que dejo en cada cosa que tocas ¿Te acuerdas de esa sirena que colgué en la puerta de nuestra segunda casa? Pues eso ¿Y el lápiz rojo con el que escribiste en todos los espejos aquel mensaje para salvarme? Respira. Y yo muriéndome haciendo todo lo contrario. Y los círculos en todas las ventanas, y las playas, y tus manos, y el té blanco por las mañanas que por tu culpa ya sólo puedo tomar si viene en perlas, y cuando cierras los ojos y cuando me tapas la boca. Porque eso es lo peor. Lo del permiso que nunca me pides para hacer girar la casa y dejar dentro de mí millones de peces listos para la explosión. Mentiroso. Eso no es tantra. Y tú no meditas y yo sí porque tú no llegas y yo sí a Mercadona al ritmo del paso de la de cuatro años. Pero has aprendido a hablarme en plural, a pensar en las dos y hasta a comprar filete de pollo para cenar ¿Pero dónde has metido a la niñata, a la que se enfadaba por todo, la protestona, la mala? Porque te avisaron, te dijeron ” ¡Uy! ¡Uy uy uy uy uy ! ” Y fuiste igual. Sin importarte una mierda mis cuentos. Y me quitaste las ganas de follar con todos. ¿ Pero cómo te atreves ?¿Sabes el esfuerzo que tuve que hacer para entender volver a ser monógama sintiéndome poliédrica y la duda existencial que me poseyó durante meses y los mensajes bomba que recibí de seguidores decepcionadxs por haber vuelto al redil? ¿Cómo crees que me siento siendo vegetariana y comiendo jamón de bellota? La de tiempo que necesité para aceptar que se puede pensar una cosa y practicar otra, la de veces que he pensado que no te comparto, que eres mío y punto y que aquí se acaba tu top cien, y luego me río en mi cara y me recuerdo todo lo contrario y pienso, pues cuando llegue el momento, abrazado serás y abrazada seré y raro me parece que nos repartamos las sartenes por eso.

¡Pues eso! Que hace más de un año ya, que seguimos coleccionando casas y toallas, que parió la gata, que se nos va la niña, que son las doce y que me quedo contigo.

20140616-004708.jpg

Un comentario en “que me quedo contigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s