una persona polémica

Ayer, unas horas antes de la presentación del libro en Las Palmas, fui censurada en Facebook y denunciada. Me di cuenta de que me habían eliminado la página cuando me acercaba al lugar del evento. Como es la segunda vez que me pasa, he tenido la opción de mantener el sitio con la condición de eliminar el contenido “inadecuado” que “no cumple las normas”.

Por eso ya no se puede ver el enlace en Facebook pero aquí sí.

Ayer recibí una buena lluvia de críticas. Me dijeron cosas como “Esta vez te has pasado”, “Esto no deberías haberlo publicado”, “Ya no te voy a volver a leer, me borro para siempre de tus cosas”, “Pero cómo te atreves”, …
También hubo gente que sin estar de acuerdo, me escribió para compartírmelo con mucho respeto y cariño.

Este es un espacio donde yo mando y donde si no te gusta te puedes ir por la misma puerta por la que has entrado. Si un día me eliminan la página, crearé otra, o no.
Este es un espacio donde digo lo que me sale del coño.

Podría intentar no ser una persona polémica y que todos me quisierais. Pero no quiero. Tengo siempre una opinión contraria acerca de casi todo. Siempre molesto a algunos. Siempre se ofende alguien porque no pienso lo que quieren.
Sería más cómodo opinar como la mayoría o callarme. Pero no lo voy a hacer. Os podéis ir todos de la página, dejar de seguirme en el blog, me da igual, seguiré diciendo lo que pienso.

Yo no pertenezco a ningún grupo, las feministas me aman y me odian, las madres también, me pasa con las vecinas, con mi familia. No me pasa ni con mi pareja ni con mi mejor amigo. Hay gente que me salva de la hoguera en la que me meten los de un lado y las del otro.
Voy a seguir haciéndolo. Voy a seguir haciendo lo que me de la gana y regalando cerillas a quien me prende fuego.

No estoy aquí para que papá y mamá me quieran y me aprueben. Ni escribo para que me entiendas. No voy a darte explicaciones de lo que pienso. Voy a dejar que cada uno cy cada una haga con lo que doy lo que quiera, una pelota de mierda o un castillo precioso. Voy a dejaros la responsabilidad a vosotrxs. Y no voy a salvarme, porque ya estoy a salvo. Porque ya no tengo miedo. Porque esto es lo que quiero, lo que a mí me interesa. Yo quiero hacer un cortocircuito en tu cerebro. Yo quiero meterte la mano en la herida. Quiero sacudir el polvo de tu casa y que te ahogues. No quiero que me quieras. No he venido a eso.

Es una fiesta, cuando me regaláis flores y cuando me vomitáis encima.

IMG_8412.JPG

6 comentarios en “una persona polémica

  1. No se puede no ser polémico si uno dice lo que piensa, incluso siendo muy político y siendo oportuno para decir o callar. Así que, que los otros decidan, tú pareces ya haberlo hecho. Hay muy poca gente capaz de atreverse a decidir sobre sí mismo y su propia actitud en el mundo. En cambio hay multitudes capaces de decidir sobre la actitud de los otros, y eso les da una sensación de superioridad, de estar por encima. Yo creo que tu actitud parece buena, que va hacia arriba. (Ahora, lo de facebook no tiene nombre, o sí, pacato, moñoño, …)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s