sobre la no educación

He visto esta película y me ha emocionado mucho, muchísimo. Recomiendo verla, pararse una hora y media a comprobar cómo funciona otro método educativo en adolescentes. Lo que me ha hecho llorar de la película es darme cuenta tan claramente de lo absurdo y tremendamente ridículo que es almacenar datos durante tantos años y llenar la cabeza de información sin ninguna utilidad más que la de pavonearse el día de mañana recordando algún dato histórico o sabiendo declinar en latín.

Es hora ya de despertar de este cuento, es tiempo ya de darse cuenta de que un ser humano no necesita lo que le es dado por imposición en un sistema totalmente enfermo como el sistema escolar. Obligar a un adolescente a aprender matemáticas, geografía, historia… y no favorecerle un espacio donde pueda mostrar quién es, qué quiere, qué le da miedo, es pretender con todas nuestras fuerzas alejarlo de su potencial.

La verdadera necesidad, para mí, de un niño o niña cuando es pequeño, es jugar, no hacen falta materiales especiales, ni libros muy caros, ni manuales, ni métodos, los niños juegan con todo, hay que sacarlos a la calle, que se relacionen con otros niños, hay que ponerles a nuestro lado y que nos ayuden a cocinar, y a limpiar, ellos quieren eso, no les importa un método que se llama Montessori, ni Waldorf, quieren estar en la vida totalmente, empaparse de su madre y de su padre y de toda su comunidad, hay que darles simplemente eso y el espacio para inventar con autonomía.

Y a medida que crece, a una persona hay que permitirle mostrar todo su potencial. Que aprenda a gestionar sus emociones, que sepa ponerle nombre a lo que siente y se lo cuestion.

Esto no va de aprender de memoria nada, eso es algo totalmente absurdo y es un abuso consentido por todos. Yo estoy segura de que no hemos venido para eso a esta vida.

Me he emocionado mucho viendo el trabajo de Carlos Gonzalez en esta película, más allá de su acierto en algunos casos, es lo de menos, lo emocionante para mí ha sido pensar durante ese rato

¿Y si fuera así? ¿Y si les diéramos a los jóvenes un lugar donde recordar que ellos son los maestros? ¿Y si en lugar de las guerras púnicas les ayudáramos a tener un pensamiento más libre? ¿Entonces, qué?

Entonces, seguro, cambiaba el cuento.

IMG_8635.JPG

2 comentarios en “sobre la no educación

  1. me encantó la película, hace ya que la he visto…

    -No des a la enseñanza una forma que les obligue a aprender por la fuerza.
    -¿Por qué?
    -Porque no hay ninguna disciplina que deba aprender el hombre libre por medio de la esclavitud. El alma no conserva ningún conocimiento que haya entrado en ella por la fuerza.
    -Cierto.
    -No emplees, pues, la fuerza, mi buen amigo, para instruir a los niños; que se eduquen jugando, y así podrás también conocer mejor para qué está dotado cada uno de ellos.
    (Platón)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s