no quiero llamarte

yo no quiero llamarte, yo quiero amarte. me sobran tres finales y un sueño, no me acuerdo de doblar la ropa ni de guardarla. sé que odias las sábanas y que nieve. yo me acostumbro a poner delante de tus manos un precipicio. cualquier día va a reinar mi boca en este cuento y no vamos a poder salir corriendo. si supieras cuántas veces, cuántas cosas y qué poco tiempo. vivo como si no cayeran del cielo tiestos que te mataran cualquier tarde antes de sentarte en la plaza a tomar un té siempre blanco. crecen árboles en la cabeza como si quisieran que tocara el cielo. me canso. camino sin cuidado y descalza por un suelo suelo inclinado vacío de arena. si llego al final de la playa hay un pájaro amarillo que se ríe de mí sabiendo que voy a tener que volver. recojo trozos de otros que engordan señalándome con el dedo. he visto casas enormes derrumbarse y no había nadie dentro. me vuelvo de noche barriendo suelos llenos de alfileres. ¿por qué suenan campanas si no vamos a entrar en la iglesia? sólo me acerco hasta allí para poder ver las flores. me he inventado un Dios que no me crea. estoy cansada de adivinar cuántas alubias hay en el bote. en el bote hay trescientas cincuenta y siete y nadie nota un guisante debajo de veinte colchones. todo el mundo lo sabe. tengo la necesidad de lanzarme desde lo alto, coger esa llave y dejarla morir. ya no lloro. ni te llamo. me sobran esos dos disfraces. porque he dejado de llamarte. porque ya no lloro. y porque en esos sueños sobran dos finales.

IMG_8795.JPG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s