Como estoy tan intransigente me he ido

Me gustan las mujeres, no sé si te lo había dicho. Pero soy heterosexual por pereza. Las mujeres me gustan tanto que follando me canso. Con los hombres es distinto. Sólo tengo que dejarme hacer. Eso no tiene nada que ver con la inactividad. La entrega es algo muy activo. Pero menos cansado. Y yo soy una persona a la que no le gusta cansarse. Y a la que nunca nadie le ha pedido matrimonio.

-¿Qué es eso? ¿De verdad la gente se casa? ¿Hacen una fiesta de “Hola y nunca te diré adiós”?- Creo que nunca me han pedido matrimonio porque siempre me he perdido en la cuenta.

El otro día de repente me aburrí de mis amigas. Me di cuenta de que sólo podía hacer dos cosas: meterme con ellas o callarme. Como estoy tan intransigente me he ido. Ahora no tengo amigas pero tengo ganas de tener sexo con una mujer.

Me he dado cuenta de dos cosas fundamentales esta semana: que los masajes son algo muy antinatural y que tener un propósito en la vida es tan inútil como comer chicle para llenarte el estómago.

No voy a dar explicaciones porque se entiende perfectamente.

Me pasó algo muy triste anoche. Perdi dos sentidos de repente a la hora de la cena. Me di cuenta porque nada tenía sabor dentro de mi boca. Entonces intenté oler las cosas y las cosas me olían a lo mismo que me sabían, a pizarra de colegio. Me di cuenta de la pérdida de mis dos sentidos porque empecé a ver todo de color amarillo y porque me empezaba a borrar. Juré no volver a comer hasta no haber recuperado primero el olfato. Y empecé a oler con todas mis fuerzas un paté de aceitunas y almendras que es un super alimento. Estaba a punto de ponerme a llorar cuando reconocí la primera brizna de olor. Así se me fueron abriendo los demás sabores poco a poco y no me fui del mundo para siempre.

No sé si te ha pasado últimamente una cosa, tener sueños como dormida pero despierta. A mí me ha pasado esta semana tres veces.

Ha cambiado todo tanto desde que se acabó el mundo que a veces dudo de haber sido otra antes distinta a la de ahora y que nadie se haya dado cuenta.

Debería dar un abrazo a un amigo mío. Debería ser capaz de materializar cosas y personas ya. Cuando miro Las Palmas desde el Confital no veo nada alrededor. No veo ni la ciudad ni las montañas ni el mar. Me veo a mí soñando y un enorme vacío alrededor. Que por otro lado creo que es lo único que hay. A veces también me imagino a alguien tapándome la boca por decir eso.

– Viajamor 2 –
La foto es de mi amigo @rogerferrero y la de la foto era yo.

IMG_9273.JPG

3 comentarios en “Como estoy tan intransigente me he ido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s