El tiempo se pasa despacio

No es verdad que el tiempo se pasa volando y que crecen muy rápido. No es verdad. Sólo cuentan mentiras. La relación con los hijos está contada por gente que no ha pasado tiempo con sus hijos, que no les ha amamantado durante años, hasta que han querido, que no han dormido con ellos todas las noches, desde el principio, que no les han llevado en brazos porque no sabían andar y del útero al suelo hay un mundo intermedio que es el cuerpo. De lo rápido que se pasa habla quien no ha dejado de salir a cenar los viernes ni de irse de vacaciones a solas “para que no nos molesten los niños”, está contado por gente que no ha dejado de trabajar para poder estar con un niño. Que no se ha inventado un trabajo para poder librarle del cole y no entregar a su hijo a un sistema desfasado y enfermo que funciona como parking de niños. El tiempo se le pasa volando a quien no tiene tiempo. A quien no sabe a qué huele su hijo cuando duerme y lo poco que pesa de noche una mano sobre la cara.
No crecen muy deprisa, crecen muy despacio. Y a veces te gustaría empujar al tiempo para que pase más deprisa, para que deje de comer tierra, para poder dormir de noche, para que aprenda a separarse de ti un minuto sin quedarse llorando. El tiempo con un niño al lado se hace eterno. No crecen deprisa. Crecen muy despacio.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s