Barcelona me supo a gente a la que abrazar.

En Barcelona pasó que pasasteis, que de todas las cosas, fuisteis la primera.

Cecilia llegó a La Lletería el sábado a las once de la mañana sin conocer a Viajamor. Es una venezolana negra con toda la alegría y con una nieta que se llama Nahla. Cecilia canta en el metro(pol). Durante la presentación hablaba conmigo y me preguntaba, y en vez de una charla convirtió aquello en una conversación. Por eso que contaba yo de inventarte la manera y no esperar detrás de puertas que no se abren a tu vida, nos contó Cecilia que por cantar en la calle, ese domingo tenía una actuación. Le animé a decirnos dónde, para que se le llenara de gente, se puso a llorar, me pidió un libro. A cambio de cantar, le dije que se lo regalaba. Cecilia que traduce mientras canta en inglés, ¡Gracias, tremenda mujer! ¡Cuánto espacio entre las paredes de ese día!

Pasó Ana Alvarez Errecalde, artista in-conveniente, molesta, MARAVILLOSA, lo que hace lo habéis visto, seguro, porque no es capaz de hacer una foto sin que tambalee el mundo. Ana, mi hermana Ana… Comer con su familia fue celebrar por fin el encuentro. Jorge Rodriguez Gerada es su pareja, el padre de sus tres hijos, un hombre que sabe hacer aparecer palomas blancas y pintar retratos en el suelo que se ven a kilómetros de distancia. Jorge el extraterrestre y sus hijos de otro planeta, que me regaló un dragón que pintó sin cuidado en un salvamanteles reciclado. Ahora estamos juntos y nuestra familia es más grande.

Vinieron a Barcelona Carolina Ferrer y Myriam Moya, Carolina la más famosa de Instagram, porque todo el mundo quiere vivir en sus fotos y comerse sus platos. Reina de su reino, artista. Myriam, escritora, amante del jazz, amiga, madre de Zambra la bella.

@angiecouple es una mujer joven, de veintitrés años, a la que imaginaba de cuarenta y trés. Hace unas fotos preciosas de mujeres que a su edad me hubieran cambiado la vida. Angie que sabe lo que quiere y hace lo que quiere, y tiene el coraje de compartirlo con el mundo.

Me recibió como siempre Roger, con su altura y sus fotos de altura, con su cámara colgada del cuello siempre. Mi amigo Roger, que fue uno de los primeros hombres que escribió a Viajamor. Un día empecé una gira, y la empecé por su casa. Gracias Roger por el sofá y el abrazo siempre disponible.

Javi Jota, me hubiera gustado comer más chips de colores y pasear más rato sin casco por Barcelona contigo, y me faltó el croissant de mascarpone del barrio judío y la fiesta en tu terraza, eres un hombre maravilloso, de esos que sí.

Y vinisteis todos, uno y cada una, a abrazarnos, a escuchar un cuento, a salvarnos ese día entre nosotros.

“Gracias por sostener este universo que os refleja. Que de cada naturaleza muerta que contempleis, veais brotar de nuevo un espíritu palpitante, lo que nace de la putrefacción de las cosas.” #Viajamor2

Gracias Barcelona.

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s