Un arte marcial.

Meditación todos los días alrededor de doce horas. No hay preguntas existenciales. De noche agilizar el sueño y entrecortarlo. Permanecer despierta. La práctica consiste en mantener la calma pase lo que pase y aceptar que después de un paso hay dos que no son tuyos entre el siguiente. Olvidar que una vez las manos te sirvieron para sujetar tus propias cosas, para satisfacer tus propios asuntos. Mucho ejercicio físico, siempre en movimiento, empujada a estar fuera de casa, jamás sentada. Llevar peso. Aumentar el peso. Descansar siempre a partir del descanso de los otros. Nunca del tuyo. El tuyo es suyo. Meditación alededor de doce horas al día, mantener la calma, pase lo que pase, olvidar que una vez tus manos fueron tuyas, que después de un paso venía otro paso. 

#viajamor


Un comentario en “Un arte marcial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s