El cine para mí es.

Cuando empecé a ver cine me di cuenta de que lo que había confundido con el cine hasta entonces era cualquier cosa que hacía mientras comía palomitas. 
Era la primera vez después de muchos años que me separaba de Nahla (eso que llaman separarse, que tampoco es posible), nos quedábamos solos Ivan y yo dos o tres meses en esta isla. Decidí hacer lo que más me apetecía, algo que no podía hacer con ella, sentarme en el sofá, bajar la luz y poner una película detrás de otra. Empecé con Haneke porque quería ser capaz de ver algo violento sin violentarme y para ese ejercicio Haneke es el maestro. Mi favorita Funny Games, pero disfruté con todas. No pasa nada y a media hora del final, un golpe seco en el estómago, sin cuidado, sin esperanza, sin pensar que el público es imbécil. Grande Haneke. La cinta blanca, El video de Benny, esa otra donde la familia entera se suicida después de destrozar la casa. El amor. El castillo. Pude ver a Lars Von Trier sin escandalizarme cuando lo pretende con todas sus ganas, divirtiéndome, “Rompiendo las olas.” “Anticristo”, “Nymphomaniac”….
Entonces un día vi Sacrificio, de Tarkovski. Bueno… Jamás en la vida me había pasado algo así, acaba la película, me quedo inmovilizada, sin saber qué hacer, cómo vivir.. y una hora después, una hora, empiezo a llorar. ¿Por qué? Llamé por teléfono a mi querido David, “Has vivido un impacto estético” me dijo. Una película así te cambia la vida y la percepción del mundo para siempre. Andréi Tarkovski.. La infancia de Ivan, El espejo, Stalker… La vi dos veces… Nadie ha hecho algo así. Ni lo hará jamás. Un poeta. Dios. “El cine de Tarkovski es un milagro.”
Nahla volvió y yo había aprendido mucho gracias al cine. Era otra persona, mejor persona. Nos fuimos a vivir a una casa helada en la sierra de Madrid. Nevaba. Me quedé embarazada de Newen. Quise volver a la isla. 
Empecé con Kieslowski. Lo vi todo gestando. Todo el Decálogo, esa maravilla que son esas diez preciosas películas sobre los diez mandamientos. No amarás. Oh… El impacto de Kieslowski en mi vida. Todo el embarazo de Newen en su compañía, y en la de Preisner. El día del nacimiento de Newen, mientras lo acompañaba a nacer, pusimos a Zbigniew Preisner, la maravillosa banda sonora que compuso para la Trilogía: Azúl, Blanco, Rojo. Rojo la vi con Nahla. Película nada fácil, la vi con ella y nos aprendimos frases “¿Me quieres o crees que me quieres?” Kieslowski será para siempre el embarazo de Newen. Caminaba por la playa, nos bañábamos, veía sus películas.
Abbas Kiarostami, con él sufrí varios enamoramientos. Me enamoré de él en El sabor de las cerezas, el hombre conduciendo buscando alguien que le ayude a suicidarse. Me enamoré durante días para siempre del actor protagonista de la obra maestra “Close up”, ese hombre que comete la falta de suplantar la identidad de un famoso director de cine al que admira… su monólogo en el juicio… tan emocionante. El último plano de Close up, de lo más bello del cine. De la delicada y encantadora, terrible también “¿Dónde está la casa de mi mejor amigo?” Ay Kiarostami… haberte conocido alguna vez.. darte la mano. Darte las gracias.
He visto maravillosas películas este tiempo. He conocido a Bela Tarr… por Dios… El caballo de Turin. El hombre de Londres. Obras de arte. Tan preciosas. Es como ver un cuadro, como escuchar una música que se repite… El blanco y negro de Bela Tarr…que ya no quiere hacer más cine porque ya lo ha contado todo en el cine. 
Sokurov, amigo, tu Fausto y una de las escenas más bellas que he visto, en ese lago verde. El Arca Rusa. Una película así. Que alguien hiciera una película así. Vista dos veces en dos días. Era amigo y adoraba a Tarkovski. Una hora y media de plano secuencia, una hora y media sin cortar. Para esta locura convocó a tres orquestas y más de mil actores que ensayaron durante varios meses, veintidós asistentes de dirección que marcaron minuciosamente la entrada y salida de los actores a lo largo del recorrido de la cámara que en ocasiones vuelve sobre sí misma en giros de 180º grados. Imagínate. Qué maravilla. 
El cine. Qué maravilla. Poder estar aquí y ver esto.
En el video, el final de El Arca Rusa.
Entenderá mejor quien me conoce por qué no siempre y cada vez menos me apetece tomar un café y por qué no veo series en Netflix. Cuando tengo un rato a solas tengo que quedarme con mis amigos.
Buenas noches.

3 comentarios en “El cine para mí es.

  1. Para mi también ha sido muy importantes esas pelis, me sorprende la coincidencia de todos esos títulos… creo que conozco solo a una persona que las haya visto todas… creo que te gustará andresduque.com…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s