El propósito era ser más anchas

Somos gente que fue cambiando de color. Aclimatando su piel a una isla. Parimos y nos hicimos más altas. Construimos castillos que pudimos deshacer por el aire. Alimentamos niños con las tetas. Ganamos a ver quién llegaba la última y moría mejor. La idea era  entrar en la noche sin arrepentirnos de nada. La única debilidad que tuvimos lo humano. El propósito final morir más anchas. De anchas caderas. De mentes anchas. Alérgicas a lo estúpido. Enemigas de las reglas y los fantasmas. 

http://www.viajamor.wordpress.com

#elenaalonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s