Los cuentos que merecemos

Mi abuelo regaló la piedra que llevo colgada en el cuello a mi madre el día de su boda. No conozco la historia de amor de mis padres. No me hacen merecedora de ese derecho. Me lo quitan. Tampoco conozco la historia de amor de mi madre con su pareja actual, con la que lleva más de treinta años viviendo. Ese absurdo secretismo en mi casa me ha obligado a mí a hacer pornografía de lo íntimo, a ser prostituta de lo sentimental. Aunque de lo muy mío no hablo nunca, ni de lo que me duele cuando me duele ni de los muertos que sumo.
/ .
.
.

#viajamor

Un comentario en “Los cuentos que merecemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s