Inconsolable

«Me olfatean desde lejos las mujeres y sueñan lo que las bestias de labor sí huelen, la ráfaga brutal de la tormenta.»

-Rosario Castellanos.

. .

He atentado contra tu vida con la fuerza de una estampida. Contra tu hechizo descomunal. Porque me hizo Dios de fuego y a ti de arena, de pulso y de cristal.

Ayer me acerqué a darte de beber y me mordiste la cara.

Ahora tengo una señal que me recuerda lo que hacen las bestias. Lo que son. ¿Por dónde se escapa de un embrujo? ¿Cuál es su razón?

Tengo la adivinanza de tu existencia atragantada en el pecho. Como una adicta que se resiste a no encontrar un callejón en un callejón sin salida.

Voy a quedarme como se quedan las flores que nacen en la grieta del asfalto. Armada de valor y de balas. Invencible. Inconsolable.

#elenadelcristo

Un comentario en “Inconsolable

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s